Testimonios SEIKI SHIATSU – «DECIDÌ SANARME»       

Seiki Shiatsu es un método de sanación que opera desde el inconsciente del paciente,despertando el poder autocurativo,recuperando su estado natural por el que fuimos creados.

``Llevaba sólo cuatro sesiones de Seiki Shiatsu y cambió. No cambió la vida ni mi entorno. Estoy cambiando yo, en un camino largo y lleno de esperanzas. Por esas cosas mágicas, fui con gran esfuerzo donde Alejandro Cohen. Llevaba más de un mes con dolores en los huesos, en los músculos, en el cráneo (no en la cabeza), me dolía cada uno de mis pelos. Solamente quería estar en cama y morirme, porque pensé que ya había vivido demasiado. Solo entrar a la oficina y ver a Cohen, uno cambia mucho. Carismático, prudente, cálido, profesional. Prende un pedazo de palo santo, que no es como los inciensos y todo se llena de un perfume que llega al corazón. La sesión se realiza en una colchoneta, en un lugar sobrio y silencioso. El sólo interroga por las operaciones o enfermedades graves. De espaldas en una colchoneta cierro los ojos y lo escucho. Me dice dónde me va a presionar con sus dedos y que yo le cuente lo que siento. Duele mucho, pero intuí que era un dolor sanador. Me revisó y presionó todo el cuerpo y concluyó que lo tenía como mármol de rígido, por lo que era imposible que tuviera energías. Salí con esperanzas y ganas que llegara la próxima sesión. Dormí agotada. Me había advertido que si me pasaban cosas como rabia, angustia, dolores diferentes, no me asustara. Todo era efecto de la sesión ya que el cuerpo sigue trabajando por su cuenta durante toda la semana. También me dijo que tenía que poner toda mi voluntad en sanar. Con la energía que me da, cuesta poco. Las sesiones no son demasiado diferentes. Creo que lo más importante es que cuando empezaron a pasar los dolores, empecé a sentir una angustia, una pena inmensa. Luego sentí mi corazón, mi alma y empecé a soñar en las noches. Nunca soñaba. Mi primer sueño fue con mi hijo y desperté llorando. Pero encontré la forma de solucionar lo que me apenaba, sin que nadie me aconsejara. Cambié yo, no mi hijo, y la relación se arregló. Y así ha sido todas las noches. No son placenteras aún. Por eso, creo que el Seiki Shiatsu es indispensable para sanar, para ser feliz. Cada día me pongo un poco más feliz, tengo más energía, y me acerco a ser lo que era. Felizmente, voy para allá.``

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Por qué vino a que le hagan Seiki Shiatsu?

Hace tiempo, meses que me sentía muy mal. Sin energía, agotada, deprimida y empezaron unos dolores del cuerpo insoportables. Primero fue el cráneo y el pelo, se extendió al cuello, brazos, piernas, estómago, tenía los ojos secos, no era capaz de leer, cuando siempre he sido buena lectora, no quería levantarme y sinceramente me quería morir. Fui a dos doctores que me dijeron que tenía fibromialgia, especialmente por el dolor de mi piel que no soportaba la lana. Mis exámenes estaban buenos y me dieron Panadol y un antidepresivo, pero todo siguióigual. A pesar de querer morir, fui a acupuntura y fue peor. Me hablaron de Alejandro Cohen, leí en Internet y con gran esfuerzo vine.

¿Qué le dijo al darle la hora?

Que fuera con buzo o pantalones sueltos y calcetines. Además debía llegar a la hora.

Cuénteme el primer encuentro

El abre la puerta, vestido de blanco, con una cara y sonrisa amigable, cálida. Llena de confianza. Me preguntó mi historia clínica básica y no hizo preguntas personales.

¿Es un masaje?

No, totalmente distinto. Durante la sesión, primero enseña a respirar. Debo inhalar llevando el aire al estómago para que el aire llegue a los pulmones y exhalar suavemente. Es una técnica que adopté y lo hago todos los días. Para mis ojos me aconsejó juntar en un frasquito la primera orina de la mañana. Los ojos sanaron cuando me puse las gotas. De espaldas empezó a apretar fuerte mi estómago, piernas, pies, brazos, dedos, cuello, cráneo.

¿Duele?

Al principio, porque es producto de mi tension. Un dolor sanador. Cada vez duele menos

¿Le explica lo que hace?

Si, dice dónde va a presionar y yo debo decir que siento. Es curioso, pero una vez me estaba presionando en la pierna y yo sentí un fuerte dolor en el cuello, y no lo estaba tocando. Lo llama proyecciones. En la medida que el dolor va pasando, las yemas de los dedos, las de los pies, la nariz, todo lo externo se pone sensible, como si el dolor saliera por ahí. Un día tuve en la noche un ataque de tos que pensé que me llevaría a un doctor. Felizmente tenía sesión. Tosí mucho durante la sesion, casi vomité, y la tos se acabó para siempre.

¿Cuántas sesiones lleva y como se siente?

Creo que unos cuatro meses y soy otra. En la medida que mi cuerpo mejora, salen los dolores del alma. Me pongo consciente de cómo soy y empiezo a cambiar. Lo que me rodea no es malo, sólo que yo lo enfrentaba mal. Cuerpo y alma son una misma cosa.

¿Cuántas sesiones le quedan?

Yo espero seguir toda mi vida. Alejandro es una persona muy seria, quiere que me haga los exámenes con un doctor para ver si he mejorado la tiroides, por ejemplo. Pero lo más importante, estoy sensible, tengo más energía, regreso lentamente a lo que era y reaparece el corazón y el amor. Estoy sana, y como quiero seguir así, seguiré siempre. Aconsejo a todo el mundo que vaya.

Nombre: C.A. · RUT: 4.093.320-4

``Nunca pensé que obtendría tan pronto resultados con esta terapia. Cuando empecé, mi cuerpo estaba dolido y mis piernas apenas podían caminar con normalidad; era una viejita de 90 años de apariencia física. Con esta terapia he cambiado una enormidad, mi cuerpo lo siento más joven y mis piernas han mejorado notablemente posibilitándome caminar sin dificultad. Seiki Shiatsu es para mí una necesidad que mi cuerpo exige para funcionar, es como un baño interior en el cual tienes que participar con tu respiración estomacal y relajarte al máximo para que operen los ``estirones`` y ``apretones`` para que tu cuerpo reaccione eliminando las toxinas, las impurezas y los ``tapones`` que se encuentran en nuestros canales energéticos y que buscarán salida al exterior por los dedos, codos, ojos, oídos, nariz, boca, etc. El ambiente en que se trabaja es agradable, la música y el aire que rodea la sala de terapia provocan en tu cuerpo un relajo y una sensación de bienestar increíble y cuando la sesión finaliza, el cuerpo responde con un cambio positivo. Si tienes la oportunidad de conocer esta terapia, únete a nuestro grupo y sabrás que tendrás salud para siempre.``

Nombre: D.H · Rut: 5.0226.714-5

``Como usted sabe, el principio de mi acercamiento al Seiki Shiatsu tuvo su origen en mi búsqueda de alternativas para superar fuertes dolores musculares de piernas, cintura y espalda, que al parecer eran resabios de dolencias tratadas con la medina alopática. Fuí sometido a cirugías en el abdomen y en un ojo, la última que colmó el vaso fue una peritonitis. Como uno es su primer médico, intuía que debía buscar una manera de recuperar la vitalidad física y fortaleza de ánimo que no podía obtener de las drogas recetadas por la medicina convencional. Las sesiones de Seiki Shiatsu que he recibido hasta la fecha lograron progresivamente restituir parte importante de la armonía corporal y anímica, perdidas en mis avatares durante más de 56 años de residencia en la Tierra. Por mi formación técnico-científica, continuamente estaba tratando de medir resultados, sometiendo a prueba el método alternativo, escudriñando efectos, buscando parámetros que me entregaran el modelo que paulatinamente me hacia sentir más equilibrado, más posesionado de mi ser endógeno... que me restituía energía y ligereza de ánimo... para eliminar a la sugestión como fuente aparente de mis avances...sometiéndome a la prueba, dudando y verificando que siempre el proceso iba mejorando, paulatinamente, pero mejorando... de menos a más... de negativo a positivo... El enfoque integral, la delicadeza y profundo respeto que sentía en el tratamiento de cada sesión de Seiki Shiatsu me han hecho aprehender nuevos aspectos de mi organismo, entrar en un dominio de nuevas aplicaciones y percepciones de lo conveniente y saludable para mejorar continuamente mi calidad de vida. Soltar las amarras del dolor no produce en si mismo felicidad, pero sentirse liberado y con los sentidos dispuestos es como un motor bien afinado, dispuesto a dar su máximo rendimiento, si se me permite la comparación... en la aventura de recorrer la mayor cantidad posibles de rutas y senderos del porvenir, con salud y conciencia para disfrutar el viaje.``

Nombre: O.L. · RUT: 6.036.740-k

``El antes, era una pesadez en el cuerpo y en el alma, la movilidad física era limitada, la atención con el médico siquiatra de años ya no era suficiente, era necesario buscar otra alternativa, sobretodo más natural... Después, de unos meses en sesiones de Seiki Shiatsu, comenzó no sólo mi movilidad física, sino que mi espíritu, comenzó a despertar. Primero, hay un encontrarme a conmigo misma, si, me siento, estoy viva, pienso, siento, respiro, percibo. Luego, ha sido un darse cuenta de mientorno, de las personas que me rodean, cómo son y como me afectan, también hay un darse cuenta de ciertas acciones o situaciones que se han ido repitiendo durante toda mi vida y que hoy estoy corrigiendo``

Nombre: I.C · RUT: 9.605.593-5

``Durante 45 años en la dirección de una empresa. A los 59 años jubilé con el 92% de invalidez. Mis problemas empiezan años atrás con una apnea del sueño, que a pesar de usar CIPAP, me producía fatiga crónica, fibromialgia, depresión severa, problemas de memoria y comprensión. Los exámenes al cerebro resultaban con isquemias y falta de irrigación cerebral. Por años he ingerido un arsenal de fármacos. Me sentía cansada, agobiada, agotada y sin deseos de vivir. En octubre de 2006 inicio mi terapia con Alejandro. Seguí paso a paso sus instrucciones y él acompañándome en el proceso de recuperación. Hoy mi estado es el siguiente: tengo deseos de vivir y tengo proyectos a realizar. Los exámenes del cerebro demuestran una mejor irrigación. De a poco he vuelto a conducir mi vehículo (que por años estaba impedida). Hoy no consumo fármacos para dormir, tampoco relajante muscular, ni para la fibromialgia. Llegué a ingerir hasta 12 pastillas diarias, aparte de inyecciones con corticoide. A diario realizo ejercicios para activar la memoria y concentración. Ya no soy una ``almeja`` (así me decían por la tensión de los hombros levantados y encorvada).``

Nombre: P.C · RUT: 5.714.577-3

“Don Alejandro, mi nombre es A. H. , yo conversé con usted en Junio del año pasado , me habían detectado un cáncer de mama en grado 3 , eso era muy grave. El motivo de este correo es para agradecerle por haberme ayudado; cuando conversamos por teléfono yo le agradecí y usted me dijo que no le agradeciera tanto porque yo tendría que trabajar para sanarme. Yo en ese momento no comprendí sus palabras , ahora que a pasado el tiempo entendí el significado de sus palabras.
Usted me derivó con Laura (terapeuta de Seiki Shiatsu); ella me tomó de la mano cual madre enseña a su hija , me guió en el camino del perdón hacia los demás y hacia mi , del amor. Laura me enseñó a valorarme , con ella entendí que yo puedo sanarme , que todos tenemos una gran fuerza interior , a amarme y a disfrutar el presente , ella es una persona maravillosa , una gran maestra . Gracias a usted , a Laura , a la magia tan poderosa de Seiki Shiatsu y un poquito a mi, es que me sané . Ganamos don Alejandro , le ganamos a esa enfermedad !!!!! Agradezco cada día al universo por esta segunda oportunidad, y ahora cada día de mi vida es distinto y hermoso; ahora puedo decir que sí soy feliz y sana gracias al trabajo de Seiki Shiatsu y a ustedes. Ojala puedan seguir muchos años más ayudando con su hermosa disciplina de sanación a otras personas .

Le envío un gran abrazo de luz y muchos ángeles que los protejan a usted y a mi gran guía, Laura.”

A.H. Rut: 10.309.048-2