SLIDE_TRATAMIENTOS1

Considerando la esencia del Seiki Shiatsu, las dolencias se originan en el alma. De manera que todas las enfermedades pueden ser tratadas a condición que el paciente sea constante y esté dispuesto a modificar hábitos y conductas negativas por nuevos programas proactivos.

En términos clínicos, Seiki Shiatsu es un método de sanación donde el facilitador se conecta con su Seiki Interno y el del paciente, con el fin de abordar el inconsciente de éste (paciente) y activar sus propios sanadores internos que realizarán el trabajo terapéutico de restablecer, mejorar y equilibrar el cuerpo del dolor.

La relajación es sólo un paso preliminar para liberar el flujo del Ki (energía negativa acumulada). El cuerpo necesita relajarse y responder a la estimulación del tratamiento. Si el cuerpo está tenso, el Ki (energía) estará cerrado. La energía del cuerpo es el foco del tratamiento. Al buscar los disturbios del balance en la circulación de la energía, la enfermedad es sanada y prevenida

Ambos casos, además ayuda al desarrollo y crecimiento personal.

El Seiki Shiatsu es la culminación del Zen Shiatsu. Además trabaja la medicina de los meridianos enfatizando en los meridianos del Ki, los que existen más allá del cuerpo físico. Es importante destacar que Seiki Shiatsu estimula el poder autocurativo del paciente.

Principalmente depende del alumno.

Si cursa de manera satisfactoria todos los módulos de aprendizaje, es posible que en tres años (clases una vez por semana). No obstante, el alumno continúa perfeccionándose y trabajando en equipo, en trabajos de investigación y voluntariado en hospitales. Una vez realizado su primer año de estudio, puede llevar a cabo terapias básicas, no complejas, supervisadas por su maestro.

Claro que si. Se realiza una adaptacion en la metodología. También contempla el aprendizaje de los padres para que «traten» a sus hijos no necesariamente enfermos. Los resultados son óptimos en ambos casos.

Ambas, ya que el cuerpo y la mente están íntimamente conectadas al flujo del Ki. Por lo tanto, el tratamiento contempla a la persona en su totalidad: cuerpo, mente y espíritu.

Tsubo es la expresión de vida en constante movimiento. En este aspecto es diferente a los puntos de acupuntura. A través del Tsubo es posible acceder al flujo del Ki  por medio de los meridianos.

Es posible que reaparezcan en el caso que el paciente «active» los patrones anteriores de conducta. La otra posibilidad, es que ocasionalmente, se reproduzca el síntoma en menor intensidad,que es el resultado del Menken. Es por eso que el terapeuta debe explicar/informar claramente al paciente en qué consiste el tratamiento y las posibles reacciones Menken. Las reacciones son variadas, dependiendo de la severidad del síntoma; son las respuestas al proceso de recuperación. Algunas reacciones como estados de ánimo alterado, alteraciones orgánicas, etc., son parte del proceso de rehabilitación. Es vital acompañar y guiar al paciente en este camino de recuperar su estabilidad. Si el letargo o somnolencia acompañan los síntomas, probablemente sean la respuesta Menken.

Es posible. Sólo si el tratamiento se realiza desde el SEIKI INTERNO del terapeuta, al SEIKI INTERNO del paciente, ambos están protegidos de energía negativa. El alumno en su proceso de aprendizaje aprende a bloquear la energía negativa del receptor o paciente.

Es un sistema de desarrollo de la sensibilidad y cultivación del Ki (energía) a través de ejercicios individuales o en pareja. El Ki luego es usado en la práctica física y aplicado en el tratamiento de Seiki Shiatsu.

El Seiki Shiatsu se centra en la Energía de Vida como poder curativo interno (SEIKI) que posee todo ser humano. El terapeuta no «arregla» su condición al paciente, no obstante, estimula y aumenta la fuerza de vida, el poder curativo interno que vive dentro del paciente. Este proceso creativo interno restablece su estado.

Es un nuevo concepto que muestra con claridad las rutas de flujo de los Meridianos. Este enfoque permite un tratamiento más eficaz, más preciso y profundo.